• October 4, 2022
  • Updated 3:11 am
“Mi mejor regalo en el día de las madres, ya lo tengo conmigo, mi hijo volvió a nacer”, expresó María del Carmen Uc, mamá de Abel

Luego de 21 días de permanecer entubado por una severa insuficiencia respiratoria  causada por coronavirus, el paciente de 27 años de edad Abel Alvarado se recupera en casa junto a su familia; él es uno de los más de 260 pacientes que han sido egresados exitosamente de hospitales COVID del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Quintana Roo.

“Mi mejor regalo en el día de las madres ya lo tengo conmigo, mi hijo volvió a nacer”, expresó María del Carmen Uc, mamá de Abel, quien durante un mes estuvo pendiente del teléfono a la espera a veces de la peor noticia sobre el estado de salud de su hijo.

“Fue una experiencia muy dolorosa, mucha angustia, pero tuvimos mucho apoyo moral y todo el tiempo confiamos en el personal médico”, dijo la madre del joven.

Franz Pablo Sánchez Gordillo, médico internista del Hospital General Regional (HGR) No. 17 y miembro de uno de los equipos COVID tratante del paciente recuperado. dijo que el estado anímico de Abel antes del contagio fue determinante para su exitosa recuperación; no tenía enfermedades crónicas previas, como diabetes, hipertensión u obesidad, y eso, sumado a la vigilancia estrecha que se hizo de su nutrición, fueron pieza  clave para su recuperación.

Los pacientes infectados que son intubados cubren criterios de severa insuficiencia  respiratoria aguda y el porcentaje de recuperación es muy bajo; Abel estaba en el límite de tiempo para recibir apoyo ventilatorio, el siguiente paso era colocar una traqueotomía, lo cual incrementa el riesgo de morir por complicaciones, según el especialista.

“Por ello, el mensaje de su recuperación es un estímulo para todos nosotros, para seguir adelante dentro de las áreas COVID, ha valido la pena todo el esfuerzo”, afirmó Sánchez Gordillo.

Abel podrá regresar a su vida normal paulatinamente y se le practicarán pruebas de función respiratoria para conocer el estado de sus pulmones; a reserva de actividades de mucho esfuerzo físico, él podrá llevar a cabo casi todas sus actividades de manera normal, comentó el internista.

Por su parte, Abel dijo sentirse muy afortunado de estar vivo, aunque no recuerda muchas cosas de su estadía en el hospital, ya que la mayor parte del tiempo estuvo sedado. El próximo 28 de mayo celebrará su cumpleaños número 28 y sus planes a corto plazo incluyen regresar a trabajar y hacer arreglos en casa.

“Amo mucho a mi mamá, a mis tíos, ellos me han estado apoyando mucho y yo estoy muy feliz de estar este Día de las Madres con ellos en mi hogar”, expresó.

Diariamente, cada uno de los hospitales COVID del IMSS en Quintana Roo da de alta entre cuatro y cinco pacientes recuperados, muchos de ellos, afortunadamente, sin haber tenido que recibir apoyo ventilatorio.

La recomendación del personal de salud es continuar con las medidas preventivas, tener hábitos saludables y seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para no exponerse durante esta emergencia sanitaria.

Leave Your Comment