Empresa pide disculpa por el fallecimiento de un venado en sus instalaciones,por lo que actuará de manera responsable

Merida .- El pasado 3 de junio a las 15:51 un venado ingresó al patio de maniobras de nuestra sucursal en Mérida. El personal que laboraba en esa área trató de atrapar al animal para luego liberarlo, pero por un manejo inadecuado y circunstancias que aún se investigan, el espécimen lamentablemente resultó muerto. Dicho personal no dio aviso oportuno a nuestro corporativo, por lo que tampoco se pudo informar a tiempo a las autoridades, como correspondía.

En Marzam, nuestra esencia es conectar a la población con salud, y el respeto por la vida y bienestar es uno de nuestros pilares, lo que incluye a toda forma viviente de nuestro entorno. Por ello, lamentamos profundamente la muerte de este animal y reprobamos el actuar de las personas presuntamente responsables, cuyo entendible desconocimiento de los procedimientos adecuados y la alteración que presentaba el ejemplar, no justifican la forma en que se le trató.

Tan pronto hemos tenido conocimiento de esta situación, hemos tomado medidas claras y contundentes, en congruencia con nuestro carácter de empresa socialmente responsable y comprometida con nuestra comunidad y nuestro entorno.

En este sentido, reiteramos nuestra más genuina disculpa a la comunidad yucateca por este incidente que implica la pérdida de una vida tan valiosa como cualquier otra.

Estamos haciendo todo lo necesario para esclarecer los hechos, deslindar cualquier responsabilidad y tomar las medidas necesarias para evitar que se vuelva a presentar una situación similar.

Estamos recabando toda la información como parte de una investigación interna que también incluye la separación del personal presuntamente responsable hasta que las autoridades competentes determinen lo procedente. Enfatizamos nuestra disposición para colaborar totalmente con las autoridades para aclarar los hechos y, bajo un estricto respeto a los derechos de los involucrados, se haga el deslinde y se apliquen las consecuencias correspondientes.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *