Pide IMSS extremar precauciones con adultos mayores por covid-19

La Oficina de Representación Quintana Roo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pide a la población en general extremar precauciones para cuidar a los adultos mayores del COVID-19, por ser uno de los grupos más vulnerables frente a esta enfermedad.

La titular del IMSS en el estado, doctora Xóchitl Romero Guerrero, explicó que tienen un riesgo mayor las personas con más de 60 años, que además cursan con enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer, afecciones pulmonares, artritis reumatoide, lupus, o que tienen un trasplante y que están bajo tratamiento médico.

Señaló que esta enfermedad producida por el virus SARS-cov-2, en los adultos mayores llega a provocar afecciones a nivel pulmonar, como bronquitis o neumonía por una infección severa, que llevarían a requerir asistencia ventilatoria mediante respiradores artificiales, e incluso, de terapia intensiva, como tratamiento de soporte de vida.

Es por ello que recomendó a ellos y sus cuidadores seguir medidas de higiene y aislamiento social: evitar saludos de mano, beso y abrazo; realizar lavado de manos lo más frecuente posible con agua y jabón o alcohol gel desinfectante; y no visitarlos si existe la posibilidad de síntomas respiratorios o haber estado en contacto con una persona enferma de COVID-19.

También sugirió ayudarles con las compras en el supermercado, para que salgan menos de sus casas, así como con trámites personales y en el abasto de su tratamiento médico, si son pacientes crónicos.

Por su parte, la doctora Erandhi Prieto Torres, epidemióloga del IMSS, señaló que todavía en esta etapa de la emergencia sanitaria se debe evitar que acudan a lugares muy concurridos, como cines, teatros o espectáculos públicos; y si es forzoso que salgan de casa, deben mantener una sana distancia entre persona y persona.

Los adultos mayores deben tener el número de contacto de un familiar o cuidador con quien puedan comunicarse para ser acompañados, en caso de que requieran asistir a una unidad de salud ante síntomas como dificultad para respirar o falta de aire, dolor persistente en el pecho, confusión, somnolencia o delirio.

Por su parte, el personal está capacitado para identificar un posible caso de coronavirus y tomar las acciones en salud pertinentes, ya sea para recomendar aislamiento domiciliario, si cuenta con una red de apoyo adecuada, o brindar la atención especializada en el hospital, en tanto se confirma o descarta el COVID-19, y de esa forma dar el manejo que se indique.

La epidemióloga destacó que entre las complicaciones más temidas por esta enfermedad están las sobreinfecciones con otras bacterias y que el paciente necesite más medicamentos, y que la inflamación que se genera en los pulmones dé pie a una fibrosis o una cicatrización pulmonar, lo que pondría en riesgo la vida del enfermo con COVID-19, de ahí la importancia de brindar una atención oportuna y contar con infraestructura suficiente.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: