Una antigua iglesia franciscana podría convertirse en un atractivo de una comunidad de Lázaro Cárdenas

Kantunilkin.-Enclavada en la espesura de la selva maya de Quintana Roo se encuentran restos de una antigua iglesia franciscana que datan del año 400 d.c. que, no ha sido explotada para el turismo que detonaría la economía de la comunidad de Guadalupe Victoria ya que además de iglesias existen cenotes, grutas y ruinas arqueológicas que corren el riesgo de ser “devoradas” por la selva.

Samuel Chooc Chimal relató que, para poder llegar en la iglesia franciscana se tiene que adentrar en la selva más de un kilómetro haciendo muy difícil el recorrido, sobre todo porque existen árboles derribados por el paso del huracán Delta pero que, afortunadamente, lo que queda de la iglesia no sufrió daño alguno.

La primera iglesia que existe se encuentra en la población de San Martiniano pero el más grande y menos reconocido, por ubicarse dentro la selva, se ubica en la comunidad de Guadalupe Victoria distante de solo 5 kilómetros “pero no solo es eso existen ruinas arqueológicas, cenotes y grutas que se podrían aprovechar turísticamente.

Choc Chimal señalo que las autoridades de turismo deben tomar en cuenta estas importantes bellezas naturales para detonar la economía no solo de Guadalupe Victoria sino de toda la zona donde se encuentran al menos 6 poblaciones que dependen, principalmente, de la agricultura y de la producción de carbón.

Finalmente señalo que las autoridades de los tres niveles de gobierno del sector turístico no han mostrado interés por explotar turísticamente estas bellezas naturales con el riesgo de que la selva la devore a pesar de que representa el pasado histórico de comunidades de la zona sur del Municipio.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: