La poca llegada de turismo afectará seriamente al sector hotelero

Cancún.- A partir del martes 26 de enero, la exigencia de pruebas anticovid para ingresar vía aérea a diversos países provocarán la pérdida de 9.6 millones de turistas a México, lo que reduce las expectativas de llegada de viajeros durante 2021 al país, de acuerdo con las previsiones de la Secretaría de Turismo (Sectur).

La información disponible en la Cuenta de Viajeros Internacionales hasta noviembre pasado, así como el probable impacto de las medidas implementadas por el gobierno norteamericano, obligó a reformular los principales indicadores de la industria turística con base en tres escenarios: optimista, conservador y pesimista.

Antes, la Sectur preveía la llegada de 42.7 millones de viajeros internacionales en el mejor escenario; ahora es de 33.1, una reducción de 9.6 millones.

Los escenarios se harán realidad, según el monitoreo de 60 destinos, conforme a cómo evolucione la pandemia, así como el avance en la aplicación de la vacuna que ya comenzó en el país y los principales mercados emisores de turistas a México, precisó la Sectur en un comunicado.

El escenario optimista pronostica un promedio anual de 56.6 por ciento o 4.7 puntos porcentuales menos que lo registrado en 2019; el conservador sería de 50.9 o 10.4 puntos por debajo del 19; y el pesimista alcanzaría 46.1, una baja de 15.2 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo.

En el peor de los escenarios, la Sectur estimaba la llegada de 26.3 millones de viajeros internacionales, mientras que la nueva estimación es inferior en 1.1 millones a partir de las medidas del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

Diversas aerolíneas, hoteles y parques temáticos se alistan para aplicar las pruebas obligatorias de covid-19; todos están dando facilidades en Quintana Roo para la aplicación a precios inferiores a 10 dólares (195 pesos al tipo de cambio del 20 de enero: 19.56) por persona (antígena).

Respecto a la llegada de viajeros únicamente desde Estados Unidos, la Sectur ahora estima una reducción de 2.9 millones de turistas sobre el escenario más optimista para el año, que apuntaba a un flujo de 8.5 millones; las medidas también afectan las expectativas de otros indicadores turísticos.

Hasta diciembre pasado, se estimaba un promedio anual en la ocupación hotelera de 57.7 por ciento, y ahora se prevé 56.6 en el mejor de los casos, lo que también incidiría en el consumo por hospedaje: en el escenario optimista se estiman tres billones 64 mil 622 millones de pesos, 7.4 por ciento menos que en 2019.

Las estimaciones marcan una expectativa de 288 mil millones de pesos o 23 mil millones por debajo de lo registrado en 2019; en el escenario conservador, 260 mil millones, 52 mil menos que durante el año pasado, mientras que en el pesimista serían 235 mil millones, 77 mil millones de pesos menos que hace dos años.

En divisas por visitantes, se precisó que la mejor previsión son 16 mil millones de dólares, 41.8 por ciento o cuatro mil 700 más que en 2020; en la conservadora, 14 mil 400 millones, superior en tres mil 200 o 27.4 más que el año previo; la pesimista plantea 11 mil 500 millones, 1.9 por ciento o 214 millones de dólares más

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: